jueves, 12 de marzo de 2009

ENTREVISTA Surfpress: ANDRÉS DI MARCO




EL PEZ POR LA BOCA HABLA

El surfista se expresa en el mar, y en ese medio aparece lo mejor y lo peor de cada uno, fuera del agua muchas veces pasa lo mismo con estos personajes en cuestión. La forma de manifestarse es muy similar al estilo de surfing. Algunos se expresan de manera tibia y con interrupciones, otros fluidos y con sobrados recursos, y algunos otros hablan con todo el picante que condimenta su style.

La introducción puede que los lleve a relacionar a determinadas personas con sus modos de expresión, al menos cuando pienso en el surf de algunos argentinos me es imposible no linkearlo a su forma de expresarse. El trabajo de varios años avalan esta línea de pensamiento, y ejemplos abundan.

Andrés Di Marco es sin dudas uno de esos que hablan como surfean, quizás su largas estadías en México sazonaron con elevadas dosis de picante su surf y su enfoque de algunas cuestiones que refleja al hablar. Sin red y siempre expectante de la espera de la salida de un cavernoso tubo, el integrante del team Stoked Surfboards habló con Surfpress y no se guardó nada. En su presentación lo dice todo.

¿Quién es Andrés Di Marco?

Una persona con sentimientos extremos. Que lo que más quiere en su vida es surfear olas grandes y tubulares con calor. No soy el campeón porque campeón es de campeonatos, sino el mejor surfista argentino ya que surfeo bien olas de 2 pies hasta la que me pongan en frente. No le tengo miedo a nada.

¿Qué cosas te replanteaste después del accidente que tuviste con la moto?

Que nunca tengo que dejar de surfear.

¿Por qué crees que no contás con un main sponsor que te pueda ayudar para competir en el exterior?

En este momento no cuento con eso ya que recién este año estoy mejor ya que me costó recuperarme del accidente de la moto, perdí mi mejor estado físico y la mejor temporada de mi surf. Pero estoy tranquilo ya que pronto todo volverá a la normalidad.

¿Cómo ves la nueva etapa que comenzó a transitar la ASA?

Este año creo que fue el peor de todos. Las competencias en playas que nunca surfeo y nada de dinero en premios.

¿Qué cosas sentís que te faltan para convertirte en el nuevo campeón argentino?

Las competencias en Argentina son en playas que yo nunca surfeo y no tienen período de espera, se hacen con olas malísimas. Lo que falta es que se hagan las competencias en las olas que surfeamos en Mar del Plata y que sean los días que hay olas para surfear. No es lo que a uno le falta, sino lo que le falta a la ASA.

¿Qué cosas diferencian a Andrés Di Marco del resto de los surfistas argentinos?

Yo soy un chico que se crió en el mar y siempre estuvo arriba de una tabla, raro de un argentino. Para mí es más que un estilo de vida, los tubos siempre fueron todo.
Este año se van a cumplir 10 años del Panamericano que se realizó en Mar del Plata.
Por aquel entonces fuiste de la partida en el equipo Junior, ¿qué recuerdos tenés de aquellos años?

(Risas) Ni quiero recordar ya que fui el mejor para mí, y fui el peor porque competí con una tabla de punta redonda que no me funcionó. Son cosas que me duelen recordar.

¿En qué cambió tu carrera el noveno puesto obtenido en el QS de Puerto Escondido?

Yo la verdad fue que no me quedé nada contento ya que podría haber llegado a la final tranquilamente, pero no tuve suerte con las olas ya que no estaban muy buenas en mi batería, pero feliz por un lado ya que sin llegar a lograr la ubicación que quería o las metas que tenía, fue la mejor ubicación en la historia del surf argentino . Para mí fue solo una competencia más, ya que en otros años he quedado segundo, tercero y quinto, no eran QS pero el nivel y las olas siempre fueron muy altos.

¿Cómo es la relación de trabajo y amistad que tenés con Nani Pagliardini, ya que fuiste uno de sus primeros riders?

Nani es como un hermano mayor, un amigo increíble y una excelente persona al igual que toda su familia. Lo nuestro es mas allá del trabajo, por ahí por eso es que la gente que siente mucho no crece demasiado como la gente que sólo le importa crecer en el trabajo. Nosotros somos como una familia que lo más importante son los sentimientos. Como que a mí me funcionen las tablas dentro de los tubos y regrese contento de mis viajes más allá de los logros o ubicaciones en las competencias. De eso se trata el surfing de verdad, el surf es sentimiento.

¿Cómo está compuesto tu quiver?

Tengo 10 tablas, desde 6.0 hasta 9 pies.

¿Además de surfear, a qué otra cosa te dedicás?

Tengo una escuelita de surf en Abracadabra y cuando estoy en Puerto Escondido también ayudo en lo mismo a un gran amigo y local, Roger Ramírez, que siempre está a full con clases. Él también hace y repara tablas aparte de ser un excelente corredor de tubos. También me encanta andar en moto, tenía un CR 250 y ahora tengo un XR 600.

¿Qué cosas extrañas de tus primeros días de surfing?

No sé si extraño mucho ya que el surfing cada día que pasa es más lindo e increíble. Por ahí lo que extraño es la hermandad y la actitud de los surfistas de antes, mis amigos. Hace 22 años que surfeo.

¿Cuáles son los objetivos para el 2009?

Seguir con las competencias de olas tubulares como lo estuve haciendo, en agosto va a hacerse otro WQS en Puerto, pero esta vez mejor ya que es en el mes de agosto y el mar está mucho más cargado que en noviembre, así que va a ser una muy linda competencia y no quiero faltar. Después quiero también seguir para Hawaii a correr el QS de Pipeline ya que el año pasado no pude seguir debido a la falta de sponsor. También como siempre seguir capturando imágenes y fotos de tubos increíbles como lo he estado haciendo para mi video que estoy por terminar este mes.

¿Qué te gustaría ser cuando seas grande?

Un buen padre y un excelente surfista. Pero todo no se puede ya que es imposible formar y mantener una familia siendo el mejor surfista de Argentina porque el apoyo al deportista es cada vez peor.