jueves, 25 de septiembre de 2008

CAMARÓN BRUJO LE PONE LA CUOTA DE SURF A ACASSUSO




La afamada marca de Surfboards abrió su quinta tienda en Argentina, esta vez la localidad de Acassuso (Partido de San Isidro, Provincia de Buenos Aires) dio la bienvenida al universo Camarón Brujo en un exclusivo local de dos niveles.

Situado en la Avenida del Libertador al 14800, el quinto eslabón de la factoría Camarón Brujo ofrece todo el asesoramiento en tablas Custom, y una amplia gama de Surfboards en stock. Además de lo estrictamente técnico, el local ofrece todos los productos que componen el catálogo de la colección 08-09.

“En el nivel superior de la nueva tienda tenemos una gran cantidad de tablas en stock y también tomamos los pedidos para aquellos que quieren algo bien “customizado” o personalizado. La idea de este nuevo local es facilitarle las cosas a la gran cantidad de surfistas que viven en Buenos Aires, pasan por el local dejan su pedido y al poco tiempo lo pasan a retirar. En el nivel inferior podrán encontrar toda nuestra colección 2009, y también tenemos una amplia gama de accesorios como fundas, pitas y todos esos etcéteras que componen la periferia del surfing”, comentó Sebastián Galindo a Surfpress.

Camarón Brujo te da cinco opciones para que no te quedes sin surfear, pasá por Acassuso al 14800 y encargá tu próximo Surfboard.

Sobre Camarón Brujo

La historia de Camarón Brujo se remonta a 1996 cuando en su Mar del Plata natal, un reconocido surfista argentino llamado Sebastián Galindo decide ponerle nombre a su pasión por el shape de tablas de surf, es así como junto a su hermano Marcelo y a un amigo llamado Charlie Ordano da la remada inicial en el mundo de la industria del surfing, de esta forma nace una incipiente marca de surfboards llamada Camarón Brujo.

Con el correr de los años las tablas Camarón Brujo fueron poblando las diferentes rompientes argentinas, y los más reconocidos surfistas eligen a los hermanos Galindo como sus shapers de cabecera. De esta manera las tablas Camarón se convierten en asiduas visitantes de los podios en el circuito argentino de surf.

Fieles a su espíritu nómade los hermanos Galindo realizan viajes por diferentes latitudes del globo, y llegan a Hawaii para adquirir experiencia en el arte del shape en los principales talleres de las islas. Es así como siguen estudiando las nuevas tendencias en materia de shape, laminación y demás para ponerlas en práctica en Camarón Brujo.

Años más tarde, el proceso de evolución no se detiene y llega al mercado la línea de indumentaria Camarón Brujo, idea que no hizo más que terminar de posicionar la marca en la industria del surf argentino. Tablas de surf, productos de alta tecnología desarrollados bajo los más exigentes parámetros de calidad y un competitivo surf team, dieron a Camarón Brujo la posibilidad de ganarse un lugar entre todos aquellos que sienten el surf en alma.