viernes, 24 de julio de 2009

NECOCHEA: UNA TORMENTA PERFECTA DESDE MI VENTANA






Si tengo que describir una tormenta con una sola palabra, creo que “impredecible” seria la que adoptaría. Claro que en estos tiempos, la tecnología tiene la voz más penetrante y es la que termina haciéndose escuchar más y un poco antes de que sucedan las cosas.-

La semana pasada estaban los pronósticos de olas en magenta, lo que hacia vislumbrar que algo de esto vendría, los noticieros como siempre armando un fixture de las inclemencias climáticas y buscando un nuevo récords de “el día mas frío del año”, o “la ola gigante” para que doña Rosa tenga de que hablar en la cola de la verdulería.

Me refiero a tormenta perfecta ya que la pude seguir desde mi ventana y con un mate en la mano, casi hasta haciéndome sentir culpable por ocupar ese lugar, mientras veía a la gente en la parada del micro, otros haciendo malabares en la bicicleta para llegar al trabajo o algunos menos afortunados aun, pidiéndole a la virgen del tiempo, si es que existe, que no se le vuelen las pocas chapas que tienen sus casas. Por eso es que creo que es impredecible y perfecta para los que tienen la suerte de verla en la tele o bien como les comentaba desde la ventana de su hogar.

En Necochea como ya muchos saben, la costa esta menos reparada, la espuma del mar volaba como en una fiesta de la espuma en Ibiza y una vez mas la naturaleza nos dio una clase de que es ella la que manda, y como buena madre nos hizo saber lo pequeños que somos.


Desde Necochea, para Surfpress.
Hernán "Canty" Ramos.